Me voy pero te juro que mañana volveré

Posted on 08/08/2013

1


Lo que nosotros negamos no carece de valor ni de importancia. Más bien a eso se debe que la negación sea necesaria. Hay una razón que no aceptaremos, hay una apariencia de sabiduría que nos horroriza, hay una petición de acuerdo y conciliación que no escucharemos. Se ha producido una ruptura.”

(Maurice Blanchot – Les Refus)

Clases populares, talleres de trabajo, jornadas feministas, lecturas colectivas, consumo responsable, yoga, grupos de estudio, debates políticos, contacto entre trabajadores y estudiantes para luchar, pancartas, pensamientos compartidos, relaciones sociales y redes de apoyo mutuo. Todo esto y mucho más es lo que han sido casi 6 meses de okupación en el espacio-tiempo social okupado autogestionado Kairós.

Todo esto es lo que el Rectorado de la UAM se empeña en hacer desaparecer. No pueden consentir que los estudiantes se autoorganicen, que la comunidad universitaria tome las riendas del espacio que habita y que lo haga con una capacidad que la burocracia de la institución no puede alcanzar.

Porque Kairós ha sido siempre un espacio abierto. Abierto a las propuestas y a toda la gente que ha deseado participar en él. Como espacio abierto, va más allá de las cuatro paredes que lo albergan y, a pesar de la importancia del local que ha okupado en estos meses, seguirá adelante aunque nos echen. Seguirá adelante en las relaciones formadas y en todo lo aprendido. Mañana la gente seguirá soñando.

Quienes se empeñan en destruir los sueños son incapaces de valorar los ideales que han impulsado este proyecto, ideales que no podrán ser destruidos: el compañerismo, la solidaridad y las ganas de acabar con las miserias del capitalismo. Valores que se enfrentan directamente a su egoísmo, su competitividad, su elitismo y su “excelencia”.

La verdadera muestra de excelencia es la de todos aquellos que os habéis pasado por Kairós. A prestar apoyo, a colaborar, a proponer y a construir. Todos vosotros sois parte de este proceso que no acaba, que sigue vivo. Hoy un procedimiento administrativo de represión contra la okupación nos empuja a decir hasta luego, pero nunca adiós. Mañana volveremos con más fuerza, con más ganas y con más capacidad para plantar cara. Quedáis todos avisados.

¡Kairós nunca acaba!

¡Un desalojo, mil okupaciones!

IMG_9919

Anuncios
Posted in: Comunicados, Noticias